La capacitación hace más competitivas las empresas

Domingo, 25 Diciembre 2016 00:00
Published in Articulos De Interes

Actualmente, las empresas se han dado cuenta de que la capacitación no sólo sirve para actualizar los conocimientos de sus empleados, sino que es una inversión que tiene unos retornos palpables e importantes para la organización.


La capacitación facilita a los trabajadores conocimientos y habilidades para poder trabajar de una manera eficiente en la empresa. Si las empresas no facilitan a sus empleados un acceso a una formación de calidad relacionada con su puesto de trabajo, éstos no podrán adecuarse a los múltiples cambios que se producen continuamente en los mercados laborales.

La capacitación, como tal, ha cambiado. Ya no sólo se imparten cursos de similares características para todas las empresas, sino que cada vez se fomenta más la capacitación individualizada y adecuada a las necesidades concretas de cada compañía.  En un contexto competitivo donde el cliente cada vez es más experto y exigente, y, por otro lado, la oferta es mayor y más preparada, resulta obligatorio prepararse a conciencia para poder implementar las estrategias más efectivas y, de ese modo, poder ser lo más competitivos posibles.  La capacitación se ha convertido en un elemento clave y estratégico que conlleva mejoras sustanciales en la productividad y eficiencia.


La correcta preparación de los empleados depende, por una parte, de que haya una oferta formativa idónea para ellos y, por otro lado, resulta imprescindible lograr la implicación de los empresarios y los empleados para que demanden una capacitación de calidad.  La capacitación de una empresa debe partir de unos objetivos y prioridades muy específicos definidos por sus gestores. Debe organizarse para cubrir las deficiencias de los empleados para acometer su trabajo diario y dotarlo de las herramientas precisas para trabajar de una forma mucho más eficiente y eficaz. La adquisición de nuevos conocimientos nunca debe servir para cubrir carencias puntuales, porque debe ser entendida como un proceso contínuo con un objetivo  a mediano y largo plazo.


En ciertas ocasiones, existe el miedo por parte de los empresarios de que la capacitación especializada provoque que empleados que ya la han recibido, se vayan a la competencia con el consecuente gasto que supone para la empresa. Si bien es un hecho efectivamente, puede ocurrir en ciertas ocasiones, analizándolo de una manera global, es un riesgo que cabe asumir porque las indudables ventajas que aporta y los beneficios obtenidos por la capacitación son mucho mayores.  En un entorno cada vez más globalizado, donde los negocios requieren una especialización mayor, la capacitación se convierte en una herramienta esencial para poder dotar a sus empleados de las mejores armas para que la empresa consiga un puesto de liderazgo en el mercado. Si se toma la capacitación como un gasto innecesario o una pérdida de tiempo, se estará perdiendo una oportunidad, mientras la competencia cada vez estará más preparada para poder adecuarse  a las nuevas situaciones de mercado.

Read 232 times Last modified on Domingo, 25 Diciembre 2016 04:26

Leave a comment